Cranium: El juego para todo el cerebro

11 Flares Twitter 1 Facebook 10 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 11 Flares ×

Pinta, actúa, adivina, usa tu conocimiento y, sobre todo, ríe… Hay muchos juegos de mesa que prometen esto, pero son pocos los que logran combinar todas estas actividades en una divertida partida entre amigos. Cranium, desarrollado y promovido por la famosa compañía Hasbro, mantiene una modalidad de juego innovadora por conjugar varios tipos de retos en uno solo, siempre con el humor y la diversión como factor primordial.

En 1998, Richard Tait, un escocés empleado de Microsoft, regresó de un fin de semana de “juegos” con una idea genial para su colega y amigo Whit Alexander: “crear un juego de mesa que combinara lo mejor de otros y permitiera desarrollar las habilidades de todos los jugadores de una manera divertida”; de ahí nació Cranium. Inspirado en el parchís, el Pictionary, Trivial Pursuit, entre otros, este nuevo tablero combinaría hasta 14 tipos distintos de actividades como dibujar con los ojos cerrados, modelar con plastilina, armar anagramas, hacer mímicas y responder a preguntas de cultura general.

¿Cómo jugar?

Cranium funciona como un tablero de parchís en el que una ficha avanza hasta llegar al centro gracias a un dado. Sin embargo, no depende de la suerte, sino de la habilidad de los participantes. Se arman parejas que tienen que superar los diversos retos para llegar al centro del tablero. Por turnos –dependiendo de la casilla en la que caigan–, realizan una tarea dentro de cuatro categorías:

Gato creativo: actividades de tipo artístico, como dibujar (con o sin los ojos abiertos) y moldear figuras en plastilina.

Dato nauta: pone a prueba el conocimiento de los jugadores con preguntas de cultura general, de opción múltiple, verdadero o falso, de lógica y cálculo matemático.

Lombriletras: quienes son buenos para los juegos de palabras tendrán éxito en esta categoría, que contiene anagramas, frases incompletas, deletreo, etc.

Star Estelar: esta categoría es perfecta para quienes gustan de la actuación: mímicas, personificaciones, tarareo, son algunas de las actividades propuestas.

El equipo no puede avanzar de casilla sin terminar uno de estos retos, para cuyo desempeño cuentan con un tiempo limitado. Después de dar la vuelta al tablero y llegar al cerebro central, se debe completar una actividad de cada categoría para ganar.

Una dinámica muy sencilla, pero con horas de diversión garantizada al ver a los demás jugadores darse vueltas para personificar a un cantante o intentar adivinar los garabatos que su compañero ha dibujado. El tablero puede ser doblado para tres modalidades distintas de juego, que duran entre 20 y 90 minutos.

Mundo Cranium

Dentro de su curriculum, Tait incluye “pastor” y “empleado del año de Microsoft”. Un hombre polifacético y divertido era necesario para que arriesgara su empleo en una de las compañias más grandes del mundo para empezar una pequeña empresa dentro de un mercado saturado en el que el 50% de los nuevos juegos de mesa no sobreviven el primer año.

Con un capital inicial de 100 mil dólares, Tait y Alexander contactaron al presidente de las cafeterías Starbucks en Seattle y le dieron muestras del prototipo para sus empleados. Todos quedaron fascinados con el juego y se volvieron el aliado estratégico de la nueva empresa. En el primer año, Cranium se expandió a través de Starbucks, las librerías Barnes & Nobles y Amazon.com. En 2002, fueron elegidos como una de las “pequeñas empresas” más exitosas del año por la revista Inc.

Hoy, Cranium tiene 14 tipos distintos de juegos: una galardonada versión para preescolares (Cariboo Island), una para Wii, un juego de cartas, paquetes de expansiones, ha sido adaptado a varios idiomas como francés, español e italiano (con variaciones locales) y mantiene un sitio web interactivo. Pero siempre se mantiene la idea básica de manejar una diversión interactiva, en la que se desarrolle todo tipo de habilidades para generar risas.

Actualmente, la compañía de juguetes Hasbro (actual dueña de Monopolio, Clue, Pictureka, etc.) distribuye Cranium por todo el mundo, aunque los diseños originales se conservan –el arte de la caja fue diseñado por Gary Baseman, creador de la serie de Disney La mascota de la clasey los autores siguen manteniendo el control sobre la parte creativa. En el Ecuador, el juego cuesta alrededor de 42 dólares, aunque se puede encontrar versiones más baratas de la misma marca como el Cranium Cartas de ocho dólares.


Imagen de previsualización de YouTube

Compártelo

Sobre el autor

Néstor Polo. Editor de la sección Cine.